SANTÉ KEFIR, EQUILIBRANDO TU VIDA

Cuando hacemos ejercicio hay un desgaste en nuestro organismo, principalmente agua, grasa, minerales y azúcares. Ese desgaste gradual implica que primero hay que calentar, luego el entrenamiento en forma y al final los estiramientos para relajar los músculos. Todo ese ciclo consume nuestras reservas y es importante recuperarlas para que el cuerpo tenga manera de continuar con sus actividades diarias, así como volver a hacer ese ejercicio y esfuerzo al día siguiente.

Por ello, encontramos en el kéfir un súper aliado tanto para la etapa previa al ejercicio, como para la posterior. En el primer caso, cuando te tomas tu porción de santé, antes de ejercitarte, ten por seguro que estás aportándole a tu cuerpo con “el combustible” para rendir bien y sentirte bien durante el mismo, ya que por su naturaleza, la proteína y carbohidratos entran en acción ayudándole a tu cuerpo a cumplir con toda la rutina, evitando desequilibrios y malestares como mareos, calambres, etc. Le estás dando el boost para no agotarte demasiado.

silhouette photography of woman doing yoga

Ahora bien, lo recomendado cuando terminas de hacer ejercicio, es que en los 30 minutos posteriores recuperes lo perdido ya sea tomando agua o bebidas isotónicas, así como con otra porción de kéfir. De este modo el cuerpo no resiente la pérdida de los minerales y otros elementos que usó. Sobre todo cuando ya se sabe que esta bebida está llena de probióticos, proteína, carbohidratos, vitaminas y minerales, líquidos y electrolitos. Es una excelente y nutritiva ayuda que le permitirá recobrar energía y reparar y reponer los músculos, mantener los huesos fuertes y evitar que nuestro organismo experimente fatiga.

Consumir kefir va un paso más allá, pues con sus ricos nutrientes y probióticos, te da el apoyo microbiológico para un máximo rendimiento al entrenar. La investigación muestra que aquellos que incluyen kéfir en su plan de recuperación pueden tener menos dolor y daño muscular, así como una disminución en la inflamación general y el estrés oxidativo.

Si has experimentado o estás experimentando cansancio, dolores y molestias en general cuando haces ejercicio, una buena solución es incluir en tu dieta pre y post ejercicio, un shot de Santé. No tienes nada que perder y sí mucho que ganar al nutrir tu cuerpo con los ingredientes increíbles del kéfir.

Pruébalo en tu próximo entrenamiento, ya sea que vayas a caminar, trotar, hagas yoga, pesas, basketball, etc. Y ve poniendo atención a cómo te vas sintiendo.

¡Salud!