SANTÉ KEFIR, EQUILIBRANDO TU VIDA

Ya hemos platicado de que los probióticos son microorganismos vivos que pueden proporcionar beneficios para la salud cuando se consumen en cantidades adecuadas, tales beneficios van desde lo interior, como la buena digestión y absorción de nutrientes, como externos, una piel más sana y con menos propensión a acné, por citar unos ejemplos.

Ahora bien, ¿qué tipos de mejoras obtengo por estar consumiendo kéfir? Sigue leyendo nuestro artículo 😉

Estado anímico

Se han realizado estudios que relacionan el kéfir con un intestino equilibrado, un aumento en los niveles de serotonina y una disminución del riesgo de ansiedad y depresión. Además, el kéfir contiene triptófano, que es un aminoácido que actúa como precursor de la serotonina, ayudando a elevar los niveles de serotonina en el cerebro.

Lo mejor que puedes hacer por tu bienestar mental es alimentar tu microbioma intestinal, donde vive la mayoría de las células productoras de serotonina, con un alimento rico en probióticos, como el kefir.

Proteína

Las proteínas no solo aumentan la saciedad y reducen los antojos a lo largo del día, sino que también proporcionan algo de energía y son el componente básico de todas las células, incluidos los músculos y las hormonas, y son esenciales para la capacidad del cuerpo para mantener la salud diaria esencial. Solo presente en kefir de leche.

person in black long sleeve shirt with white background

Inmunidad

Los probióticos en el kéfir promueven un microbioma equilibrado y diverso para apoyar un intestino sano donde se encuentran el 70-80% de las células que componen el sistema inmunológico. Además los probióticos que se encuentran en el kéfir y los metabolitos producidos durante la fermentación tienen algunas propiedades antibacterianas y compiten por los recursos en la mucosa intestinal, formando así una barrera protectora contra los patógenos invasores.

Densidad ósea

El kefir es una excelente fuente de calcio y vitamina D, dos nutrientes importantes para la salud ósea. Además investigaciones sugieren que consumir kéfir puede reducir el riesgo de fracturas y osteoporosis a medida que envejecemos gracias a los probióticos del kéfir y los péptidos beneficiosos que se producen durante la fermentación.

Piel

Nuestro intestino y nuestra piel tienen una comunicación bidireccional (eje intestino-piel) para ayudar a mantener nuestra piel sana. Los probióticos en el kéfir promueven un microbioma equilibrado para respaldar una respuesta inmune saludable que ayuda a disminuir la inflamación de la piel para aliviar el acné y otros trastornos de la piel.

Incluso cuando se aplica tópicamente, el kéfir es una fuente de alfa hidroxiácido (AHA), un ingrediente popular en los productos para el cuidado de la piel.

woman spreading hair at during sunset

Digestión

Ayuda al bienestar digestivo y puede reducir el riesgo de inflamación y trastornos gastrointestinales como el síndrome del intestino irritable y la colitis al mantener el intestino bien equilibrado, además se reducen los gases y suele regularizarse tu rutina de ir al baño. También se disminuyen las molestias por comer algo de la calle.

Peso saludable

Al ayudar a equilibrar el microbioma intestinal, los probióticos en el kéfir pueden promover la saciedad al aumentar la absorción de nutrientes y ayudar a controlar mejor el azúcar en la sangre. También pueden disminuir la permeabilidad intestinal y la inflamación sistémica para disminuir la ingesta excesiva, lo que lleva a una reducción en el aumento de peso.

No cabe duda que los beneficios son muchos, aquí solo enlistamos los más preguntados/populares, pero las investigaciones siguen descubriendo cada vez más información valiosa sobre las aportaciones positivas que tienen los probióticos en nuestro organismo, por ello es importante incluirlos en nuestra dieta.

¡Salud!